miércoles, 4 de marzo de 2015

Cuento reflexivo: El desaliento

Corrió la noticia de que el Diablo estaba despojándose de todas sus herramientas de trabajo, ya que pensaba retirarse para dejar paso a nuevas generaciones. Llegado el día de la venta, estaban en el suelo todos sus útiles: el odio, los celos, la envidia, la malicia, el engaño y otras muchas más cosas para hacer el mal.

En un rincón, se encontraba una herramienta, la más gastada y utilizada de todas. A todo el mundo llamó la atención, pero nadie la compró por su elevado precio. Entonces, alguien preguntó al Diablo qué era aquella herramienta y porqué su coste era tan elevado. A lo que él contestó:


- Esta herramienta se llamada "desaliento" y es tan cara porque es la más utilizada. Cuando las demás fallan, con ésta puedo doblegar las conciencias más firmes y, entonces, hacer con ellas lo que me da la gana. Muy pocos saben que poseo esta arma y por ello puedo utilizarla.

Si bien hay muchas razones para caer en el desaliento (familia, amigos, trabajo...) mantente siempre firme y persiste en el esfuerzo para superarlo.



Texto: Revista Pronto.
Crédito de imagen: blogs.publico.es

No hay comentarios:

Publicar un comentario