viernes, 26 de diciembre de 2014

María Cuchibrica

#ChascarrillosdelaAbuela

María Cuchíbrica

se cortó un débrico

con la cuchíbrica

del zapatébrico.

El zapatébrico se lo curébrico

con mantequíbrica de la mejóbrica.

martes, 23 de diciembre de 2014

Un regalo de la vida - María Moreno



Eres un regalo que me ha otorgado la vida como compensación por todas las lágrimas derramadas y tristezas ocultas de mi pasado. Porque por fin sé lo que es tener a alguien que te quiera y se preocupe por ti. Alguien que te anime cuando estás triste. Alguien que una sus risas a las tuyas. Alguien que es capaz de tomárselo todo con tanto humor, que al final, acaba transmitiéndotelo a ti. Alguien que es capaz de amarte sin condición, pase lo que pase, sabiendo como eres, conociéndote, a pesar de tus defectos y rarezas.

Tacones en el campo - María Moreno Alfaro



Ella era feliz. Su amor iba junto a ella, su hombre. Quiso arreglarse para una fiesta, y a causa de la borrachera, acabó en el campo. Puede que tuviera demasiado alcohol en las venas, pero ella sabía lo que hacía. No se quitó los tacones, prefirió caminar y caminar por la gravilla, y más adelante por la tierra, incluso se atrevió a subirse a algunas rocas levantadas del suelo. No paraba de hacer tonterías, y a medianoche se encontró por fin descalza, en medio de la carretera. Se tumbó sobre el frío asfalto y esperó que se hiciera de día.

sábado, 20 de diciembre de 2014

Historia de una chica androide - María Moreno Alfaro

María Moreno Alfaro


Fui creada para hacer el bien. La gente me decía que era hermosa, mi creador me dijo lo mismo antes de morir, ya estaba enfermo y era tan sólo un anciano. Lamenté su muerte a pesar de no tener corazón. Recuerdo perfectamente la vez que le salvé. En aquel momento era un niño pequeño. Lo salvé de una muerte segura. Yo no lo sabía en aquel momento, pero le marqué para siempre.

Pasaron un par de años y otros androides - malvados - estuvieron a punto de matarme. Me dejaron vivir a cambio de unirme a ellos. No me quedaba otra, decidí unirme a ellos. El mundo quedó a merced de la suerte o de la esperanza de que apareciese un nuevo salvador.

Yo continuaba queriendo ayudar a la gente, pero aquellos androides no me lo permitían. Pasaron unos años más y aquel niño pequeño que un día salvé de las garras de la muerte se había convertido en un joven fuerte y luchador. Se había enamorado de mí siendo un niño, y se había convertido en un defensor del bien por mí. No acababa de creérselo cuando me vio destruyendo coches y edificios con los otros androides. Me llamó monstruo.

jueves, 18 de diciembre de 2014

Cuento reflexivo: Un punto negro



Un día, un profesor entra a la clase y le dice a los alumnos que se preparen para una prueba sorpresa. Todos se pusieron nerviosos mientras el profesor iba entregando la hoja del examen con la parte frontal para abajo, de modo que no vieran lo que contenía hasta que él explicara en qué consistía la prueba.

-Una vez que entregó todas las hojas, les pidió que las dieran vuelta y miraran el contenido. Para sorpresa de todos, era una hoja en blanco que tenía en el medio un punto negro. Viendo la cara de sorpresa de todos sus alumnos, el profesor les dijo: ahora van a escribir una redacción sobre lo que están viendo.

Todos los jóvenes, confundidos, se pusieron a pensar y a escribir sobre lo que veían. Terminado el tiempo, el maestro recogió las hojas, las colocó en el frente del escritorio y comenzó a leer las redacciones en voz alta. Todas, sin excepción se referían al punto negro de diferentes maneras.

Esperanza gracias al amor - María Moreno Alfaro

Sabes que no me gustan las cursilerías, pero por una vez voy a ser sincero y decirte lo que soy. Sé que
tú piensas que no vales mucho y que eres poca cosa para mí, pero quiero decirte que espero que se te quite esa idea pronto de la cabeza, porque no es verdad. Apareciste en  mi vida en el peor momento de la mía, cuando todo mi mundo se derrumbaba y yo no tenía fuerzas ni para buscar la luz. Cuando tu vida se cruzó con mi vida, creí ver a un ángel y no me equivocaba. Tus ojos me dejaban entrever una chica misteriosa y distinta a todas las demás. Cada vez que me dejabas ver esa sonrisa tímida, me hacías olvidar los problemas que me atormentaban. Cuando ya no estabas te añoraba y deseaba a todas horas poder verte.

miércoles, 17 de diciembre de 2014

Fuera de lugar - María Moreno Alfaro

Sí, me siento fuera de lugar. No lo puedo aguantar más. Mis ojos ya no pueden retener más lágrimas, tienen que salir todas a la superficie. Un dolor muy fuerte en mi pecho amenaza con matarme de tristeza y no quiere remitir. ¡Qué pare! La cabeza me da vueltas, estoy mareada, siento en mi garganta unas náuseas que me anuncian que voy a vomitar. Los oídos no paran de pitarme de una manera brusca y muy fuerte.

Ahora lo entiendo todo.

Todo, todo, todo.

Yo soy la mala. ¿Cómo no me he dado cuenta antes? Mi deber es quedarme fuera, al margen, para no dañar a nadie. Ataco a los demás intentando entrar, pero no les hago daño a propósito. Ellos creen que sí. Eso no quita que esté llena de veneno y si intento entrar los contagio. Soy como una enfermedad. Quiero encajar en un sitio, pero no podrá ser.

martes, 16 de diciembre de 2014

La muerte - María Moreno Alfaro

La muerte lo iguala todo.
No tiene contemplaciones
con ningún ser viviente
y no toma vacaciones.

La muerte es una muestra
de que por mucho poder que se tenga
o por muy rico que seas
tu hora siempre llega.

Y luego...
¿qué pasará?
¿A dónde va tu alma?
Si es que el ser humano tiene alma
porque no sabemos
lo que tenemos dentro.


Chascarrillos: Padre Nué

Padre Nué
Que pequé
Me dijo Majumé
Por la pá
Por la guá
Por la vida Pedulá.
Macarrú, cacarrú.
Padre Nuestro
Amén, Jesús.


Twitter: #ChascarrillosdelaAbuela

sábado, 13 de diciembre de 2014

Un cuento al revés - María Moreno Alfaro



Érase Caperucita Roja que por decir mentiras se le desinflaron las tetas. El lobo feroz se asustó al ver al príncipe, que se encontró a Pinocho, que iba detrás de un conejo que iba al país de Nunca Jamás en una bicicleta que volaba. Y el pobre Pepito Grillo se comió un plátano envenenado por Bambi y murió. Aunque su príncipe azul de gran taparrabos, Tarzán, le dio un beso y resucitó. Cenicienta castigó a su hada madrina y le prohibió a ir a la Gran Ciudad a llevarle un nuevo ordenador portátil a su abuelita. Pero gracias a Fauna, Primavera y Flora pudo ir a casa de la abuela, que como recompensa le regaló un MP3. La abuela quedó por chat con Superman para tomar una taza de kriptonita, pero Superman estaba peleando con los siete enanitos porque querían robarle la capa para taparse porque llovía mucho.

miércoles, 10 de diciembre de 2014

El amigo pesimista y el amigo optimista - María Moreno Alfaro

En la vida, todo tiene un punto medio, pero también hay dos extremos. Desde fábulas, leyendas y otro
sinfín de historias, uno de esos extremos se considera el lado bueno, y el otro extremo, el lado malo. Personalmente, desde mi humilde opinión, diré que no lo considero así. Ambos extremos pueden ser de igual forma tanto beneficiosos como perjudiciales.

Algo similar ocurre con dos de mis amigos. Tras innumerables charlas y conversaciones, puedo afirmar que uno de ellos es el claro ejemplo del amigo optimista, y el otro del pesimista. Uno verá el vaso medio lleno y el otro medio vacío.

Lo que contaré a continuación no es ficción, sino realidad. Una realidad tan curiosa que me inspiró a escribir este texto para mostrar ambos puntos de vista.

Cuento: Cien años antes de que mi padre naciera



Cuento Antiguo: #ChascarrillosdelaAbuela


Cien años antes de que mi padre naciera
Me dijo mi madre que contara las colmenas
Empiezo por una, por dos, por tres
¡Y llego a cien!
Me falta una.
¿Dónde está la que falta?
Me voy.
Le doy una patada a un gasón
Y sale un ratón.
Y me dice: "Hola, amiguito Antón"
¿Qué quiere Usted?
¡Voy a cortar miel!
¡Ah, pues vamos a cortar miel!

martes, 9 de diciembre de 2014

Historia-chiste del tonto del pueblo

Twitter: #ChascarrillosdelaAbuela

Esto era el típico tonto que iba paseando por el pueblo. De repente, se encontró una cartera llena de billetes. Cuando se lo dijo al padre, éste le comentó que no dijera nada por el pueblo, porque al final alguien reclamaría el dinero. A pesar de la advertencia, el padre tomó las medidas necesarias, sabiendo que tarde o temprano la gente se acabaría enterando. Así que se quedó con el dinero. Cada mañana le hacía un montón de fritillas a su hijo y se las mandaba por la chimenea, haciéndole creer que llovían del cielo. Con la llegada de las fritillas, el burro rebuznaba, y el padre le hacía creer que cantaba. Finalmente, uno de los vecinos, que puso bien el oído en casa del tonto y su padre, se acabó enterando y no sólo lo difundió por el pueblo, sino que se lo comunicó a la policía.

lunes, 8 de diciembre de 2014

Cuento reflexivo: Un hombre airado

Un hombre que sufría ataques de ira estaba ya harto de esta situación, así que un día decidió acabar con su problema. Para ello, fue en busca de un sabio que conocía como nadie los secretos del alma humana. Cuando estuvo ante él, le dijo: 

- Señor, estos ataques de ira están arruinando mi vida. Sé que es mi carácter, pero estoy dispuesto a hacer lo que usted me recomiende para cambiar.

- Puedo hacerme una idea de lo que te sucede pero, para ayudarte, la próxima vez que te invada la ira, deberás venir corriendo para mostrármela.

Tras unos días de calma, el hombre volvió a notar cómo la ira se apoderaba de él y salió a toda prisa a ver al anciano. Pero, como vivía en los alto de una colina, tardó más de media hora en llegar. Cuando estuvo ante él,ya se le había pasado el ataque. Y así sucedió una y otra vez, pues cuanto más corría, más agotado y menos enfurecido llegaba ante el sabio.

Un día llegó superagotado y el venerable anciano sentenció:

- Creo que me has tomado el pelo. Si la ira formase parte de ti, podrías enseñármela. No es tuya. Te atrapa en cualquier sitio y luego te abandona. Así que la solución a tu problema es fácil: la próxima vez que quiera apoderarse de ti, ignórala.

Tristeza y oscuridad - María Moreno Alfaro



Tristeza. Eso es lo que siento ahora mismo, ya que me siento como si el mar me agarrara con sus tentáculos de agua e hiciera que me hundiera más y más. Siento que llego al fondo, no pueden sumergirme más, me han llevado al límite. No veo nada porque una profunda niebla de agua me tapa los ojos. Además me falta aire y no puedo respirar. El agua se adentra por mi boca, ahogándome. ¿Qué va a ser de mí?

No sé que voy a hacer.

Tengo que moverme, salir a la superficie. Muevo todo mi cuerpo entumecido, alzo las manos y, con una impulso, intento ascender, alejarme del fondo. Muevo mis pies, agitándolos de un lado a otro para ayudarme en mi intento de huida. Una vez más, y otra, y otra.

miércoles, 3 de diciembre de 2014

Chascarrillos: Por la señal de la canal



Por la señal
De la canal
Cayó una teja
Mató una vieja
Cayó un pernil
Me lo comí
Y si fueran dos mejor pa' mí(*)
(*)Con la variación: Si más cayera, más comiera.


Twitter: #ChascarrillosdelaAbuela

martes, 2 de diciembre de 2014

Cuento reflexivo: Las 99 monedas



Había una vez un rey muy triste que tenía un sirviente. El sirviente del rey triste era muy feliz. El rey estaba como loco. No conseguía explicarse como el paje estaba feliz viviendo de prestado, usando ropa usada y alimentándose de sobras de los cortesanos. Cuando se calmó, llamó al más sabio de sus asesores y le contó lo que sucedía. El sabio le contó que el sirviente no estaba en el círculo del 99, que era en el que estaban él. El rey no entendía aquella explicación. Entonces, el sabio se lo quiso mostrar con hechos. Así lo hicieron y el rey podría entender cuál era el secreto de ese círculo, estando incluso dispuesto a perder un sirviente excelente.

lunes, 1 de diciembre de 2014

El reino de las letras - María Moreno Alfaro



Y te pones a pensar, reflexionar... ¡cuánta imaginación tienes para inventarte semejantes tonterías! Y relacionas elementos que no tienen nada que ver. Como ponerle personalidad a las letras del abecedario.

Se empieza por la A, que es la reina y capitana de todo el ejército del Abecedario. Ha llegado a ser la primera sin ninguna ayuda, sin enchufe. Su copa empieza en punta como si fuese una corona, la cima, la parte más importante. Y termina en dos piernas que representan la fortaleza de poder cargar ella sola con esa corona. La B es su guardián más fiel. Tiene un corazón noble y puro escondido entre sus dos grandes curvas. La C es la tercera.

Preocupación - María Moreno Alfaro



La chica estaba preocupada
Sin saber el porqué.
Será por aquel libro sin terminar.
Por las interminables hojas
que le quedaban por estudiar.
Tal vez por una fiesta,
en la que no le apetecía estar.
Por una habitación sin ordenar.
Llena de trastos que quitar
Y polvo que limpiar.

domingo, 30 de noviembre de 2014

De la invisibilidad a la fama: Capítulo 3 y final

Capítulo 3 y final: Narrado por Kristen.

Allí estaba Kevin.


Mi corazón dio un vuelco inesperado. Me había prometido que no le perdonaría, pero si había dejado a Liberty por mí, estaría más que de sobra encantada por olvidarme de sus errores. Nos abrazamos por la alegría del momento y él me miró, esperanzado. Le confesó que siempre había estado enamorado de mí, que había sido une estúpido. Mi corazón se hinchó  de felicidad ante aquella noticia, pero intuí que algo había pasado. Se le veía en las facciones de su rostro. 

sábado, 29 de noviembre de 2014

¿Quién eres en realidad?



Me miro en el espejo y no sé quien soy. Me miro, sé que esa chica tengo que ser yo, pero tengo la sensación de no conocerla en realidad. Aun así, sigo viendo a la misma chica torpe, tonta y estúpida. A la misma chica idiota de siempre, la que no vale para nada. La misma ilusa que piensa que ha cambiado a bien y que la gente la aceptará, pero yo pienso que la cosa ha ido a peor. Si no sigo siendo la misma idiota, soy más todavía.

La gente me acepta, ¿no? O eso al menos es lo que parece. A veces pienso que no es así. ¿De qué me sirve que la gente me diga que me quiere cuando yo misma no me reconozco como tal? Nada cambiará. No importa lo que pase, siempre seré la misma. En el fondo.

A veces no sé quien soy. Me miro al espejo y veo a una completa desconocida. No me conozco a mí misma. Ni mis ojos, ni mi boca, ni la forma de mi cara, o de mi pelo, ni mis manos. Si siquiera la ropa que me pongo. No reconozco mi forma de pensar o actuar, los pensamientos que tengo sobre los demás, o mis propios sentimientos. No reconozco a mis amigos ni a mis familiares en realidad. Mi casa me parece extraña, mi habitación una cárcel... ¡con el cariño que le tengo a mi habitación! También me es extraño a veces el entorno en el que vivo.

De la invisibilidad a la fama: Capítulo 2

Capítulo 2: Narrado por Kevin.


Me dirigí hacia la sala de grabación, necesitaba estar solo para aclarar mis ideas. Me sentía desolado ante la marcha de Kristen. ¿Cómo íbamos a salvar el grupo sin ella? Entonces me encontré con el pastel: Liberty y Jackson, liándose.

- ¿Qué demonios?

- ¿Kevin? ¡Oh, Dios! Yo...

- No hace falta que me digáis nada. Kristen llevaba razón. ¡No me quieres! No sé como pude estar tan ciego. Y tú, Jackson, no te pienses que me voy a estar callado, pienso decírselo todo a Kristen. Te va a dejar más plantado que un árbol.

viernes, 28 de noviembre de 2014

De la invisibilidad a la fama: Capítulo 1

CAPÍTULO 1: NARRADO POR KRISTEN

Kevin, Nick y yo llevabámos siendo amigos desde pequeños. Unidos por la pasión de la música, decidimos formar un grupo de rock llamado "Broken Hand" (La Mano Rota). Kevin tocaba la batería y Nick el bajo y ambos me hacían los coros. Yo era la vocalista y me encargaba de la guitarra eléctrica. Al principio, ensayábamos versiones de temas famosos como "Smells Like Teen Spirit" de Nirvana, "Still Loving You" de Scorpions o "The Final Countdown" de Europe, entre otras. 

Nos movimos mucho para tocar en bares y antros de mala muerte hasta que un día nuestra suerte cambió y un productor musical se puso en contacto con nosotros y decidió lanzarnos a la fama a través de sus otros contactos y recursos a cambio, evidentemente, de un beneficio para él. 

Yo llevaba saliendo tres años con mi novio Jackson cuando esto sucedió, pero guardaba un gran secreto: llevaba enamorada de Kevin desde el jardín de infacia. Siempre había sido mi mejor amigo, desde pequeños, ya que sus padres y los míos eran también buenos amigos.

Preguntas de un escéptico - María Moreno Alfaro



¿Existe Dios?
¿Existe el Demonio?
¿Hay una fuerza sobrenatural que nos controla como marionetas?
¿Es el destino el que escribe nuestra vida en un diario sin hojas y tinta invisible?
¿Acaso es el karma el que decide que nos pasen cosas malas si de la misma manera hemos actuado nosotros?
¿O sólo nuestros actos mediante impulsos, sentimientos y pensamientos son aquellos que nos ayudan a ser dueños absolutos de nuestra vida?

jueves, 27 de noviembre de 2014

Cuento reflexivo: El mendigo y el rey

Érase una vez un hombre pobre que pedía limosna en las calles a todo aquel que pasaba. De lejos vio acercarse al rey y pensó en que se apiadaría de él. Al tenerlo delante le preguntó si le podía dar una moneda. A lo que el rey le dijo que tenía que darle algo a cambio. Le dijo que no tenía nada por ofrecer pero, aún así, el rey insistió en que buscara en su bolsa. Él mendigo lo pensó seriamente y encontró un pan, una naranja y cinco granos de arroz. Pensó que dárselo todo era demasiado, así que le ofreció el arroz. El rey le dio entonces cinco monedas, una por cada grano. El mendigo sonrió satisfecho y, malicioso, pensó que podría sacar más del rey. Pero cuando fue a hacerle la propuesta, le dijo el rey: "Sólo te puedo corresponder a lo que me has ofrecido de corazón". Al igual que el mendigo, muchos actúan pensando en lo que van a recibir a cambio. Pero en la vida, la mayor felicidad vendrá de lo que hagamos sinceramente, de corazón, sin pensar en ser recompensados.


Texto: inspirado en un cuento de la revista Pronto.

De la invisibilidad a la fama: Introducción

INTRO: 15 AÑOS ATRÁS.

Era un hermoso prado de colores intensos, que resplandecía al contacto con los rayos del sol. Entre el denso follaje y la maleza, pequeños animales se escondían y jugueteaban unos con otros. Los insectos disponían de una gran variedad de flores silvestres de vivos colores sobre las cuales posarse. El cielo se pintaba de color azul y el enorme y poderoso sol reinaba en él. A lo lejos se oían unas risas de diversión y felicidad. Dos niños pequeños corrían alegres por el prado. La niña tenía el ondulado pelo castaño oscuro y un gracioso flequillo recto. Sus ojos, los cuales tenían un brillo especial, tal vez a causa de la emoción o del enamoramiento, eran de color verde. Vestía un jersey fino de cuello vuelto de rosa claro y unos pantalones de pana azul. El niño también reía de felicidad y el brillo de sus ojos marrones era el mismo que el de ella. Su cabello era dorado como el sol. Vestía una sudadera roja con capucha y unos pantalones vaqueros. 

Lejana paz - María Moreno Alfaro



Reflejada en la estructura de metal de la lámpara que pende de su techo. La cama se le hace grande, se ve sumida en la tristeza. Le duele el pecho, tiene el cuerpo revuelto, le escuecen los ojos... hay alerta de lágrimas. Se siente impotente, se siente inútil. No sabe qué hacer con ese desagradable sentimiento ni cómo hacer que desaparezca. Intenta reencontrarse con la paz que un día tuvo, pero la ve demasiado lejana...tanto, que apenas la recuerda.

miércoles, 26 de noviembre de 2014

El ángel que se fue antes de tiempo

Sin duda, él era un ángel. No tenía alas. No tenía un halo de luz sobre su cabeza. No iba vestido siempre de blanco ni podía volar. Pero era un ángel. Con sus cosas buenas y sus cosas malas. Con sus defectos y sus virtudes. Porque nadie es perfecto. Era amigable, era divertido, simpático, generoso...pero también era reservado, egoísta y extremadamente orgulloso. Aun así, era un ángel que se fue demasiado pronto. Nunca llegamos a valorar realmente lo que tenemos hasta que lo perdemos. Cuando lo tenemos, realmente lo agradecemos, pero damos por hecho que siempre estará ahí y que no se irá nunca de nuestro lado. Era un ángel. Se fue para siempre. Puede que nadie vuelva a verlo jamás. Tal vez Dios si sepa dónde está. Quizás, alguien le hace compañía. Otro ángel. Sin duda fue un ángel. Debería seguir siéndolo, no habiendo perdido su esencia. Contra todo pronóstico y sin pruebas concluyentes, pienso que sigue estando en algún sitio. En un lugar reservado especialmente para él.

martes, 25 de noviembre de 2014

Amores y desamores de una desastrosa adolescente - María Moreno Alfaro




Link para leer gratis, ttanto online como descargar):

Rompiendo Barreras - María Moreno (PDF)




Ésta es una historia ajena a todas aquellas que son típicas de hadas y finales felices, en las que el príncipe y la princesa son comprometidos en matrimonio, se enamoran a simple vista y son felices para siempre.

En este relato, el príncipe no es todo lo encantador que cabe esperar de un miembro de la realeza, lo que hace que la joven princesa se enamore de un guerrero comprometido con las injusticias de las guerras entre las bandas criminales y el pueblo.


Pero, sobretodo, ambos lucharán para conseguir que su amor imposible no sea en vano y pueda dar su fruto.

Pulsa en "Más información" para ver los dos link disponibles. Tanto para leer online o descargarlo.

El ángel del Mundo Oscuro - María Moreno (PDF)

EL ÁNGEL DEL MUNDO OSCURO
¿Quién eres sin tus recuerdos?

(María Moreno Alfaro)

Después de ocho meses desaparecido, Óscar reaparece de nuevo en el mundo. Sin embargo, ha aparecido sin los recuerdos pertenecientes a esos meses de incertidumbre. Desconoce qué hizo en ese tiempo ni dónde estuvo. Sólo posee una pequeña pista material: una cadena de oro con una descripción escalofriante, amenazándole con volver a por él. Esa frase le marcará durante años hasta que, un día, por fin, se adentra en una aventura para descubrir la verdad.

Está disponible en Amazon y Google Play.

Os dejo el link para que podáis leerlo completamente gratis online o descargarlo:

Cartas - María Moreno Alfaro

CARTA I
Sólo tú ocupabas mis pensamientos. No podía permanecer en casa y me veía obligado a coger la
moto que mi tío me había regalado y me largaba a la ciudad o a las afueras del pueblo con la esperanza de tranquilizarme o, en caso de enfadarme desquiciadamente, no hacerle daño a nadie. No me atrevía a contactar contigo de ninguna manera.

CARTA II
Decidí arriesgar mi vida por permanecer junto a ti y una noche te busqué con la intención de hablar. Sabía que, después de lo que había hecho, tenía todo el as de perder. De que te hubiera buscado en vano, pues tú te negases a verme. Os vi a todos. A todo el grupo de amigos. Tú ibas la última, apartada del grupo. Cuando te diste la vuelta y me viste justo detrás de ti tu rostro se desfiguró en una milésima de segundo. Me gritaste, pidiéndome explicaciones. Y la verdad es que no te culpo, me lo merecía. No me lo perdoné en aquel momento ni me lo he perdonado todavía cuando rompiste a llorar y tiraste el paraguas al suelo. Cuando me percaté de que todos nos miraban les hice señas para que se fueran: no los quería como espectadores. Estabas furiosa cuando te llevé al callejón para que nadie nos viera discutir. Yo no encontraba unas palabras más allá de "Lo siento" y no daba crédito a lo que oía cuando me preguntaste si todo aquello era culpa tuya. ¡Culpa tuya! ¡Qué idiotez! No sabía del todo bien si me creías cuando te prometí que te amaba, pero cuando me pediste que fuera tu novio fue maravilloso, y todavía fue mejor cuando nuestros labios se unieron, cuando se produjo el beso más apasionado jamás dado en la historia. Todavía hoy, aun estando lejos de ti, siento tu dulzura en mis labios.

Cuento reflexivo: El saludo de cada día

Un hombre que trabajaba en una fábrica empaquetadora de carne entró, cumplido ya el horario de su jornada laboral, en una cámara frigorífica para terminar de inspeccionar un par de cosas antes de irse a casa. Cuando quiso salir, se dio cuenta de que se había quedado encerrado y no podía salir.

Aunque gritó pidiendo auxilio nadie le escuchó, ya que todo el mundo se había ido a su casa. Además, el grosor de la puerta era tal que aunque hubiera habido alguien, no le habrían escuchado. Llevaba ya cinco horas atrapado y estaba a punto de congelarse cuando la puerta, milagrosamente, se abrió y vio al vigilante de seguridad de la fábrica.

Cuando al guarda le preguntaron cómo se le había ocurrido buscar allí al empleado y cómo se había dado cuenta de que un hombre faltaba por irse, respondió:

lunes, 24 de noviembre de 2014

Varios textos y frases - María Moreno



BURBUJA
Ves en las noticias todas esas calamidades y catástrofes. Como a ti nunca te pasa nada crees que estás a salvo en tu burbuja de protección... pero puede ser que un día esa burbuja se rompa y no pueda volver a recomponerse.

UNA OVEJA, DOS OVEJAS
No tienes sueño. Y te piensas que te dormirás aplicando el método más antiguo que existe pero que nunca funciona: contar ovejas. Una oveja, dos ovejas, tres ovejas, cuatro ovejas... y no te duermes. ¿Y por qué? Porque tu mente está trabajando para contar números y visualizar como, una a una, las ovejas van saltando la valla que hay en medio de esa pradera verde.

Estaba atardeciendo - María Moreno Alfaro



Estaba atardeciendo. La luna ya se veía en todo su esplendor a pesar de que el cielo todavía no se había teñido de oscuro por completo. Desde lo alto del balcón de piedra en el que me encontraba, a medio camino de éste, se veía el horizonte, poblado de kilómetros y kilómetros de espesa vegetación. Diferentes tonalidades de colores verdes, marrones y negros. El extenso cielo parecía un lienzo recién pintado. En su mayor extensión predominaba el azul cyan. Y con este hermoso color coexistían y se mezclaban otros tonos cálidos como el rosa clary el blanco. al otro lado del horizonte el azul cyan y el amarillo se pelen por conquistar el máximo terreno posible del cielo. Desde el pedregoso balcón del mirador se veía todo el pueblo, en toda su expansión, bañado por el cálido y bello color del cielo al atardecer. Las casas, el polideportivo, la Iglesia, el campanario y un caminito de piedra protegido por una valla de madera.

Yo en el espejo - María Moreno

Camino hacia el espejo. Tengo miedo por lo que me pueda encontrar. He visto mi reflejo mil veces y me da la sensación de ser una desconocida. No reconozco mi rostro, ni mis ojos, mi boca ni mi nariz. Me toco la cara con mis delgados dedos, como si tocara algo con precaución, como si se pudiera romper o deformar fácilmente. Repito mi nombre muchas veces y lo escucho como si fuera extraño.

María, María, María, María, María, María...

Miro mi cuerpo, mi ropa, pienso en mi forma de caminar. Hablo. Mi voz resulta extraña, como si fuera la primera vez que la escucho. Pienso en mi familia, mis padres, mi hermano, sus nombres, su hablar, todo es tan extraño. Cuando veo una foto mía sé que soy yo, pero si me fijo detenidamente y la observo con atención me da la impresión de no saber quién es.

¿Nunca te has parado a pensar quién eres en realidad?

Funny: Una carta de ultimátum por un basto comportamiento

Nota antes de empezar a leer: no tomar en serio. Nada tiene que ver con el resto de textos y poemas que os iré poniendo a lo largo de los próximos días.



Cariño, vida mía, sabes que te quiero mucho, pero hay un par de cositas que deberías cambiar de ti:

1 - Que me digas que soy "más bonica que un camión recién pintado" (no es nada romántico).

2 - Que te sigas subiendo a los árboles para intentar impresionarme (no funciona).

Las joyas malditas - María Moreno Alfaro



La impresión que aquel tipo dio a Elisa era de todo menos buena. 

Bigote idéntico al de Hitler, ojos oscuros con profundas ojeras y una enorme gabardina que ocultaba su enorme corpachón. Los bolsillos de la misma estaban completamente abultados, rebosantes de algo que Elisa no podía ver. No supo que fue lo que la impulsó a seguirle, pero lo hizo, hasta que él entró en una pequeña cafetería. Pidió un humeante café con espuma, que se bebió en un periquete. Ella, tras él, pidió lo mismo, sin quitarle los ojos de encima. Algo había en él que no le inspiraba una mínima confianza. 

Sospechaba de él. Y mucho.

domingo, 23 de noviembre de 2014

Cuento-chiste del Hijo del Cura

Chiste de tiempos antiguos de nuestros abuelos
#ChascarrillosdelaAbuela

Esto era un cura que iba a la ciudad a hacerse unos análisis al médico. Como antes no había coches ni ningún tipo de vehículo, se iba andando. Se le hizo de noche y paró en una posada. Le dieron ganas de mear y cogió una botella vacía. Pero después de desahogarse, se le cayó la botella y cogió sin querer otra botella que era de una mujer que estaba embarazada.

Al día siguiente entregó la botella de orina al médico y después de los análisis, que le dicen que está embarazado.

-¿Cómo ha podido suceder? ¿Cómo me quito yo esto?

Cuando está en la Iglesia, una mujer va a confesarse. Entonces él le pregunta:

- ¿Qué hizo Usted para abortar? - preguntó el cura.

- Me caí escaleras abajo y al llegar al final, aborté - le contestó ella.

Cuando llegó a su casa se tiró escaleras abajo. Pero nada. No abortó. Fue otra mujer a confesarse otro día.

- ¿Qué hizo Usted para abortar? - preguntó él.

- Me metí en una bañera con agua fría y hasta que no aborté, no salí.

Se tiró el cura todo el santo día en la bañera. Y nada. No abortó. Una mujer maliciosa y con ganas de guerra fue a la Iglesia con la excusa de confesarse, pero para jugarle una buena jugarreta al cura.

- Si quiere Usted, yo soy la partera y yo se lo saco en mi casa.

- De acuerdo, entonces me preparo y esta noche voy a tu casa.

Canción para el juego del escondite












#ChascarrillosdelaAbuela

Uno, doce, tene, catone.
Quine, quineta.
Estaba la reina
En su silleta.
Vino Gil.
Rompió el barril.
Barril, barrol.
Cuenta las veinte.
Que las veinte son.

Canción: La Tarara

Graffiti de Torrevieja
#ChascarrillosdelaAbuela

Tiene la tarara un higo en el culo
acudid muchachos que ya está maduro.
 La tara si, la tarara no.......

Tiene la tarara una camiseta,
que de puro fina, se le ven las tetas.
La tara si, la tarara no.......

Tiene la Tarara un vestido blanco,
que solo se pone en el Jueves Santo.
La tara si, la tarara no.......

Tiene la tarara unos pantalones,
que de arriba abajo, todo son botones.
La tara si, la tarara no,
la tarara, madre, que la bailo yo.

viernes, 5 de septiembre de 2014

La Cenicienta y el zapato de cristal



Érase una vez una chica que se vio obligada a vivir con su madrastra y sus hermanastras al morir su padre. Después de la desgracia, la obligaron a vivir como una sirvienta, encargándose de todos los caprichos de las tres. Las malas lenguas decían que su padre había sido tan bueno y aquella mujer con la que se había casado tan mala, que había muerto por no soportarla.

Un día, el palacio mandó un mensaje a todo el pueblo, comunicando que se celebraría una gran fiesta para que el príncipe encontrase a la esposa ideal. La madrastra se puso loca de contenta, pensando que una de sus dos hijas podría ser la elegida. Cenicienta también deseaba ir a la fiesta, pero la madrastra se encargó de intentar evitarlo por todos los medios, encargándole más tareas que nunca: barrer toda la casa, fregar todos los cacharros, lavar toda la ropa, preparar baños para las hermanas y un sinfín más. Por las noches preparaba su vestido, con ayuda de ropas viejas. Sin embargo, sus hermanastras la descubrieron la noche de la fiesta y se lo destrozaron, haciéndolo jirones.

domingo, 24 de agosto de 2014

Cuentos reflexivos: La tristeza

Una mujer estaba tan desconsolada tras la muerte de su único hijo que decidió consultar a un sabio en busca de solución a su dolor.

- ¿Tiene Usted algún remedio para traer de nuevo a mi hijo a la vida y acabar con esta tristeza que me consume?

Tras meditarlo unos segundos, el sabio le dijo:

- Tráigame un grano de mostaza de una casa donde nunca hayan conocido la tristeza. Lo utilizaremos para devolverle la alegría de vivir.

La mujer partió sin perder un segundo y la primera casa que visitó fue una rica mansión en un barrio residencial. Cuando preguntó a sus moradores si en ese hogar no habían conocido la tristeza, la respondieron que había llegado al lugar equivocado. Empezaron a contarle las tragedias familiares de los últimos años. Así, pues, decidió quedarse para consolarlos.

Cuento reflexivo: Los ciegos y el elefante

Seis ciegos fueron convocados para mostrarles, por primera vez en sus vidas, lo que era un elefante. El primero de ellos se recostó sobre el ancho costado del animal y dijo: "El elefante es muy parecido a una pared". El segundo, agarrando uno de sus colmillos, exclamó: "¡Caramba! ¿Qué será esto tan largo, redondo y afilado? A mí me recuerda a una lanza". El tercero agarró con ambas manos la trompa del paquidermo y exclamó sin asustarse:

"Un elefante es igual que una serpiente". El cuarto alargó la mano hasta la rodilla robusta y arrugada: "Yo lo tengo muy claro. Un elefante es lo más parecido en el mundo a un árbol". El quito tocó casualmente una de las enormes orejas y comentó: "No sé qué pensarán los demás, pero a mí me recuerda a un abanico gigante". El sexto asió la cola y afirmó: "El elefante es un animal parecido a una cuerda". Así, convencidos de encontrarse ante seres muy diferentes, los ciegos discutieron sin llegar a ponerse de acuerdo. Lo mismo nos pasa a nosotros cuando conocemos parcialmente la realidad, todos podemos tener parte de razón y, a la vez, estar equivocados.



Fuente: Revista Pronto.

jueves, 21 de agosto de 2014

Poemas de Rafael Alberti

bjdoll.net

EL ÁNGEL AVARO

Gentes de las esquinas
de pueblos y naciones que no están en el mapa
comentaban.
—Ese hombre está muerto
y no lo sabe.
Quiere asaltar la banca,
robar nubes, estrellas, cometas de oro,
comprar lo más difícil:
el cielo:
Y ese hombre está muerto.
Temblores subterráneos le sacuden la frente.
Tumbos de tierra desprendida,
ecos desvariados,
sones confusos de piquetas y azadas,
los oídos.
Los ojos,
luces de acetileno,
húmedas, áureas galerías.
El corazón,
explosiones de piedras, júbilos, dinamita.
Sueña con las minas.

miércoles, 13 de agosto de 2014

Poemas de Gerardo Diego

Tumblr

INSOMNIO

Tú y tu desnudo sueño. No lo sabes.
Duermes. No. No lo sabes. Yo en desvelo,
y tú, inocente, duermes bajo el cielo.
Tú por tu sueño, y por el mar las naves.

En cárceles de espacio, aéreas llaves
te me encierran, recluyen, roban. Hielo,
cristal de aire en mil hojas. No. No hay vuelo
que alce hasta ti las alas de mis aves.

Saber que duermes tú, cierta, segura
—cauce fiel de abandono, línea pura—,
tan cerca de mis brazos maniatados.

Qué pavorosa esclavitud de isleño,
yo, insomne, loco, en los acantilados,
las naves por el mar, tú por tu sueño.

miércoles, 6 de agosto de 2014

Cuento reflexivo: El perro astuto

Un hombre montó una expedición para ir de cacería a África acompañado de su perro, pero el animal,
curioso por naturaleza, se perdió en la selva. Mientras el can intentaba recordar el camino de vuelta, vio cómo desde lejos venía hacia él una pantera a toda carrera. Temiendo ser devorado, descubrió un montón de huesos de animales y empezó a mordisquearlos. Cuando el felino estaba a punto de atacarle, el perrito dijo en voz alta:

- ¡Qué sabrosa pantera me acabo de zampar!

Tras oír esto, frenó en seco y salió corriendo por el camino que había venido. "¿Qué animal será éste capaz de comerse a uno de mis congéneres? ¡A ver si voy a ser yo el próximo!" pensó la pantera.

Un mono que había visto toda la escena salió tras ella para explicarle el engaño:

lunes, 4 de agosto de 2014

Cuento reflexivo: La rosa y el sapo

Érase una vez una rosa que se creía la más bella del jardín y lo que más deseaba era que todos se acercaran a admirar y disfrutar de su olor. Pero la gente solía mirarla desde una cierta distancia, sin prestarle mayor atención. Un día se dio cuenta del motivo de ese comportamiento que tanto la desagradaba: a su lado había un enorme sapo, grande, feo y de piel verrugosa, que los espantaba. Indignada con él, le ordenó que se alejara de inmediato. El animal, muy solícito, le respondió:

- Me iré si así lo deseas.

Días después el sapo volvió a darse una vuelta por el jardín y se sorprendió al ver la rosa marchita, sin hojas ni pétalos. Cuando le preguntó qué le había pasado, la flor respondió:

- Desde que te fuiste, las hormigas han invadido este lugar y no paran de picarme aquí y allá.

A lo que el sapo replicó:

Cuento reflexivo: El problema



Tras la muerte del guardián con el que compartía la administración del monasterio, el gran maestro convocó a todos sus discípulos con la intención de escoger un sustituto para esta tarea tan importante:

- Voy a plantearos un problema. Aquel que lo resuelva antes será el nuevo guardián del templo.

Colocó en medio de una gran sala un banco y, sobre él, dispuso un bellísimo jarrón de porcelana con rosas rojas en él.

-Èse es el problema - les dijo a los muchachos, dejándolos perplejos ate este extraño enigma. Todos quedaron paralizados hasta que uno de ellos se levantó, miró al gran maestro y a sus compañeros y, con determinación, caminó hacia el florero y lo tiró al suelo de un empujón, haciéndolo añicos.

miércoles, 23 de julio de 2014

Cuento reflexivo: El burro descontento

Había una vez un burro descontento. Era pleno invierno y los días de frío y lluvia le obligaban a permanecer encerrado en el establo. Además, la paja seca e insípida tampoco era de su agrado, y sólo deseaba que llegase pronto la primavera para comer la fresca hierba del prado.

Llegó la esperada primavera, aunque apenas pudo saborear la hierba porque su dueño empezó a segar todo el prado para alimentar al resto de sus animales. Al burro le tocó cargarla sobre su lomo, por lo que ya estaba harto de la primavera, y deseó que llegase el verano.

Cuando llegó el verano tuvo que transportar las mieses y los frutos de la cosecha. Sudó y se agotó de tal manera que contaba ya los días que quedaban para el otoño. Empezaron a caer las hojas y al burro le seguía esperando el trabajo: era época de vendimiar y de recoger otros frutos del campo, por lo que las jornadas duraban de sol a sol.

domingo, 20 de julio de 2014

Cuento reflexivo: La llama interior



Había una vez un rey de la India muy rico y poderoso. Pese a ello, mostraba total indiferencia respecto a todos los tesoros del mundo, incluido los suyos propios. Sólo se preocupaba de abarcar conocimientos y de cultivar su espiritualidad. Lleno de curiosidad, uno de sus súbditos le preguntó el motivo de aquel desinterés, cuando lo normal era que una persona rica fuese ambiciosa y desease más y más tesoros y riquezas. Entonces, el rey le propuso un reto:

- Darás una vuelta completa a todo mi castillo, pasando por todas las salas, pasillos y patios. Llevarás consigo una vela y, como se te apague, mandaré que te decapiten.

El súbdito se aterró ante aquello y, temiendo por su vida, cumplió su cometido a la perfección. Entonces, el rey le preguntó:

- ¿Cuáles de mis tesoros te han llamado más la atención?

- No me he fijado siquiera, Majestad. Estaba demasiado ocupado y pendiente de que no se apagara la vela.

- Pues ya conoces mi secreto. Estoy tan ocupado de avivar la llama de mi espiritualidad que las riquezas del mundo no me interesan nada.

Fuente: Revista Pronto.
Créditos de imagen: eldesastredemaria.deviantart.com

miércoles, 16 de julio de 2014

Poemas de Jorge Guillén


DESNUDO

Blancos, rosas... Azules casi en veta,
retraídos, mentales.
Puntos de luz latente dan señales
de una sombra secreta.
Pero el color, infiel a la penumbra,
se consolida en masa.
Yacente en el verano de la casa,
una forma se alumbra.
Claridad aguzada entre perfiles,
de tan puros tranquilos
que cortan y aniquilan con sus filos
las confusiones viles.

jueves, 10 de julio de 2014

Cuento reflexivo: El sendero

Un día, un becerro atravesó un bosque virgen para volver a sus pastos. Como era un animal y no pensaba, trazó un camino lleno de curvas colina abajo, colina arriba. Al día siguiente, pasó por allí un perro y cogió el sendero abierto por el becerro. Poco después, pasó lo mismo con un rebaño de ovejas.

Los hombres no tardaron en transitar por esa ruta. Todos iban por el mismo camino lleno de obstáculos a derecha e izquierda y no paraban de quejarse, pero nadie se preocupaba de trazar un nuevo itinerario que les ahorrase tiempo y esfuerzos. Su uso lo convirtió en un amplio camino, que acogía gran tráfico de personas y animales que se veían obligados a caminar casi tres horas cuando la misma distancia podría haber sido recorrida en apenas una, si el trazado fuese más recto.

Poemas de Luis Cernuda

3djuegos.com


QUISIERA SABER DÓNDE ESTÁ LA MUERTE

Quisiera saber por qué esta muerte
al verte, adolescente rumoroso,
mar dormido bajo los astros ciegos,
aún constelado por escamas de sirenas,
o seda que despliegan
cambiante de fuegos nocturnos
y acordes palpitantes,
rubio igual que la lluvia,
sombrío igual que la vida es a veces.

domingo, 6 de julio de 2014

Poemas de Dámaso Alonso

Tumblr

MONSTRUOS

Todos los días rezo esta oración
al levantarme:

Oh Dios,
no me atormentes más.
Dime qué significan
estos espantos que me rodean.
Cercado estoy de monstruos
que mudamente me preguntan,
igual, igual, que yo les interrogo a ellos.

sábado, 5 de julio de 2014

Cuento reflexivo: El príncipe y la semilla



Un joven príncipe del norte de China estaba a punto de convertirse en emperador, pero de acuerdo con la ley, para conseguirlo tenía que casarse antes. Por ello, decidió someter a una prueba a las jóvenes de su corte para elegir a la esposa adecuada. Una anciana que trabajaba como criada en palacio pensó en su hija al enterarse de esta noticia. La muchacha sabía que no tenía nada que hacer frente a otras jóvenes más guapas y ricas, aun así ella tenía suficiente con poder estar cerca del hombre por el que lo daría todo.

Llegado el momento, el príncipe anunció cuál era la prueba que deberían superar las aspirantes a emperatriz: "Daré a cada una de vosotras una semilla: la que traiga la flor más bella dentro de seis meses se convertirá en mi esposa".

lunes, 30 de junio de 2014

100 lugares que nunca visitarás ~ Daniel Smith


Sinopsis (parte trasera del propio libro): Las localizaciones más ocultas, confidenciales y misteriosas del planeta. Este libro desvela los secretos de algunos de los lugares más inaccesibles del mundo, mostrando al lector, con todo lujo de detalles, las características de esas zonas de la Tierra que son imposibles de visitar.

*El Área 51.
*Los Archivos Secretos del Vaticano.
*Las habitaciones de la Reina en Buckinghan Palace.
*El rancho Skywalker.
*El Gran Acelerador de Partículas.
*La Caja Fuerte con la receta de la Coca-cola.
*El Despacho Oval.

sábado, 21 de junio de 2014

Poemas de Pedro Salinas

Sivamostodos.blogspot.com

35 BUJÍAS

Sí. Cuando quiera yo
la soltaré. Está presa,
aquí arriba, invisible.
Yo la veo en su claro
castillo de cristal, y la vigilan
—cien mil lanzas— los rayos
—cien mil rayos— del sol. Pero de noche,
cerradas las ventanas
para que no la vean
—guiñadoras espías— las estrellas,
la soltaré. (Apretar un botón.)
Caerá toda de arriba
a besarme, a envolverme
de bendición, de claro, de amor, pura.

viernes, 20 de junio de 2014

El poeta pide a su amor que le escriba

Autor: Federico García Lorca.



Amor de mis entrañas, viva muerte,
en vano espero tu palabra escrita
y pienso, con la flor que se marchita,
que si vivo sin mí quiero perderte.

El aire es inmortal. La piedra inerte
ni conoce la sombra ni la evita.
Corazón interior no necesita
la miel helada que la luna vierte.

Pero yo te sufrí. Rasgué mis venas,
tigre y paloma, sobre tu cintura
en duelo de mordiscos y azucenas.

lunes, 16 de junio de 2014

La princesa y el guisante

Érase una vez en un país muy lejano, un príncipe muy joven que deseaba casarse con una princesa para convertirla en su reina y que gobernase con él en su reino. Había muchas mujeres que alegaban ser verdaderas princesas cuando no lo eran, y no lograba descubrir cuáles eran farsantes y cuales no. Llegó a pensar que jamás se casaría.

Un día de tormenta apareció una chica joven y hermosa, asegurando ser una princesa. Estaba toda empapada y sucia. Los reyes no podían dejarla desamparada, así que la acogieron por una noche. El príncipe decidió ponerla a prueba, para descubrir si era una princesa verdadera como decía, o si era otra farsante que buscaba presumir de quedarse una noche en palacio. La prueba consistiría en poner un guisante debajo de una pila de colchones, uno encima de otro. Si la chica decía haber dormido bien, mentía, porque no habría notado el guisante. Sólo una princesa sería lo suficientemente delicada para notarlo.

Los sirvientes de palacio prepararon la cama con varios colchones y un diminuto guisante en el último de ellos. Al día siguiente, sin entender el propósito del príncipe, se levantó indignada. Dijo que algo había entre los colchones de su cama, ya que había dormido fatal y que era tan incómodo que se le había llenado en cuerpo de cardenales.

El príncipe entendió que aquella princesa era verdadera, así que le pidió que se casara con él, ella aceptó encantada y vivieron felices y comieron perdices.



Fuente: recuerdo el cuento de cuento desde que era pequeña.

jueves, 12 de junio de 2014

Poesías de Federico García Lorca

Tumblr


PRECIOSA Y EL AIRE

Su luna de pergamino
Preciosa tocando viene
por un anfibio sendero
de cristales y laureles.
El silencio sin estrellas,
huyendo del sonsonete,
cae donde el mar bate y canta
su noche llena de peces.
En los picos de la sierra
los carabineros duermen
guardando las blancas torres
donde viven los ingleses.
Y los gitanos del agua
levantan por distraerse,
glorietas de caracolas
y ramas de pino verde.

miércoles, 28 de mayo de 2014

Ambas partes del amor no correspondido

eldesastredemaria.deviantart.com


No puedes estar con alguien que no amas, es mejor que sea consciente de ello cuanto antes, porque cuanto más esperes, peor puede resultar para la persona no amada.

Tal vez esa persona no soporte no verle, que su amor no posea el mismo sentimiento.

Es típico lo de "Mejor seamos amigos". Pero no es tan sencillo. No es sencillo tampoco dar alas para dejar escapar a esa persona que amas. Pero, si realmente la amas, debes permitírselo.

Todos merecemos ser felices.

Hay personas que sienten miedo al amor, miedo a enamorarse. Ese sentimiento de miedo lo puede tener cualquier persona. Pero, forzar los sentimientos sólo puede provocar que se disfrute de la vida. Una relación que inevitablemente acabará rompiéndose si no hay amor por igual en ambas partes. Eso puede crear un trauma para las relaciones posteriores. Miedos a no amar, a hacer daño sin querer a una persona que no lo merece.

lunes, 26 de mayo de 2014

Canción del pirata - José de Espronceda

tuscupones.com

Con diez cañones por banda,
viento en popa a toda vela,
no corta el mar, sino vuela
un velero bergantín;

bajel pirata que llaman,
por su bravura, el Temido,
en todo mar conocido
del uno al otro confín.

La luna en el mar riela,
en la lona gime el viento
y alza en blando movimiento
olas de plata y azul;

viernes, 23 de mayo de 2014

Libro recomendado: Los Espejos Venecianos



Autor: Joan Manuel Gisbert

Sinopsis (Lecturalia): Giovanni Conti, estudiante de Letras en Padua, encuentra alojamiento en una casa vieja regentada por una anciana misteriosa. Desde la ventana de su cuartucho, divisa un antiguo palacio que parece abandonado. Advierte, sin embargo, algún movimiento, por lo que decide buscar información en la biblioteca de la universidad, pero no la halla. Una noche, entra en el palacio, allí descubre unos espejos donde observa una imagen que no corresponde exactamente a la realidad: cree ver en ellos el fantasma de Beatrice Balzani, miembro de la familia a la que pertenecía el palacio.





miércoles, 14 de mayo de 2014

Cuento reflexivo: El lápiz.

El niño miraba al abuelo escribir una carta. En un momento dado, le preguntó:

–¿Estás escribiendo una historia que nos pasó a los dos? ¿Es, quizá, una historia sobre mí?

El abuelo dejó de escribir, sonrió y dijo al nieto:

–Estoy escribiendo sobre ti, es cierto. Sin embargo, más importante que las palabras es el lápiz que estoy usando. Me gustaría que tú fueses como él cuando crezcas.

El niño miró el lápiz, intrigado, y no vio nada de especial.

–¡Pero si es igual a todos los lápices que he visto en mi vida!

–Todo depende del modo en que mires las cosas. Hay en él cinco cualidades que, si consigues mantenerlas, harán de ti una persona por siempre en paz con el mundo.

martes, 13 de mayo de 2014

Cuento reflexivo: un científico y su hijo

Un científico, que vivía preocupado con los problemas del mundo, estaba resuelto a encontrar los medios para aminorarlos. Pasaba días en su laboratorio en busca de respuestas para sus dudas.

Cierto día, su hijo de 7 años invadió su santuario decidido a ayudarlo a trabajar. El científico, nervioso por la interrupción, le pidió al niño que fuese a jugar a otro lado. Viendo que era imposible sacarlo, el padre pensó en algo que pudiese darle con el objetivo de distraer su atención. De repente se encontró con una revista, en donde había un mapa con el mundo, justo lo que precisaba. Con unas tijeras recortó el mapa en varios pedazos y junto con un rollo de cinta se lo entregó a su hijo diciendo: como te gustan los rompecabezas, te voy a dar el mundo todo roto para que lo repares sin ayuda de nadie.

Entonces calculó que al pequeño le llevaría 10 días componer el mapa, pero no fue así. Pasadas algunas horas, escuchó la voz del niño que lo llamaba calmadamente:

Poemas de Juan Ramón Jiménez



EL VIAJE DEFINITIVO
…Y yo me iré. Y se quedarán los pájaros
cantando;
y se quedará mi huerto, con su verde árbol,
y con su pozo blanco.

Todas la tardes, el cielo será azul y plácido;
y tocarán, como esta tarde están tocando,
las campanas del campanario.

Se morirán aquellos que me amaron;
y el pueblo se hará nuevo cada año;
y en el rincón aquel de mi huerto florido y encalado.
mi espíritu errará, nostálgico…