lunes, 16 de enero de 2017

Cuentos: La Señora Nieve

Había una vez una niña muy hermosa que vivía con su madastra y su hermanastra. Un día, cuando estaba en el jardín, se le cayó la pelota en el pozo. Al inclinarse para recuperarla, también ella cayó de cabeza en el interior del pozo. Al llegar al fondo, descubrió un jardín muy grande cubierto de flores de todos los colores. A lo lejos había una casa, y decidió acercarse a ella.

Por el camino se encontró con un horno en el que cocían unos panecillos.

- Sácanos de aquí. Tenemos mucho calor - oyó que gritaban.

La niña hizo caso de lo que los panecillos le pedían. Más adelante, se encontró con un manzano sobrecargado de fruta, que cansado de cargar con ella, le pidió:

-¿Podrías sacudir mis ramas, para que caigan al suelo las más maduras?


La niña sacudió con toda su fuerza las ramas del manzano. Por finllegó a la puerta de la casa y llamó. Le abrió una anciana de aspecto dulce. Era la señora Nieve quien, al verla, le pidió que le ayudara en las tareas de la casa. Cuando terminó de hacer toda la limpieza, sacudió los edredones y de pronto, todo el paisaje se cubrió de nieve. La señora Nieve, satisfecha, le indicó el camino de vuelta a casa. al pasar bajo la puerta de salida, la niña se vio cubierta de una lluvia de oro.

Al llegar a su casa, nuestra amiga contó todo lo que le había ocurrido, y su madrastra pensó que tenía que enviar a su hija, para conseguir así otro tesoro. Pero la hermanastra era muy vaga y no quiso ayudar a nadie. Bajó alfondo del pozo, llegó al jardín, y no prestó atención ni a los panecillos ni al manzano, ni ayudó a la señora Nieve en las tareas de la casa.

- Entonces, vuelve por donde has venido - le dijo la señora Nieve.

Y cuando la niña pasó por la puerta, le cayó encima de la cabeza un cubo de hollín.


Fuente: Libro "365 historias".

No hay comentarios:

Publicar un comentario