viernes, 4 de octubre de 2013

John Stuart Mill y la felicidad



La Felicidad es la única finalidad suprema para el ser humano, y John Stuart Mill lo justifica considerando que la única evidencia para afirmar que algo es deseable es que la gente la desea. La gente desea ser feliz y persigue la Felicidad como auténtico objetivo de su vida. Todo lo que deseamos lo hacemos sobre la consideración de que nos proporciona placer (lo que, a veces, no conseguimos) Hay que distinguir entre lo que deseamos, ya que nos hace felices, de lo que deseamos para poder llegar a ser felices. Las virtudes deben ser consideradas como parte de lo que llamamos Felicidad, son el camino hacia la Felicidad, ya que podemos llegar a un mayor nivel de la comprensión de la Felicidad a través del conocimiento y la experiencia.


Fuente: suite101.net/
Créditos de imagen: ivalfre.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario