viernes, 13 de septiembre de 2013

Miedo a la muerte II: tres puntos básicos

Si accedes a foros y páginas que hablan sobre este tema verás que los consejos que suelen darte son:

1 - Que vayas a un psicólogo / psiquiatra.
2 - Encomendarte a Dios (consejos de los más religiosos).
3 - Carpe diem. Disfruta del momento.

¿ES NECESARIO IR AL PSICÓLOGO?

Mi humilde opinión es que no. Lo que pueda decirte un psicólogo prácticamente puede decírtelo cualquier otra persona. Una de confianza. Tus padres, tus hermanos, tus amigos, tu pareja... alguien que no tenga este problema y pueda verlo todo desde otra perspectiva y desde otro punto de vista. Un psicólogo lo que hará será intentar descubrir porqué empezó esta obsesión y darte consejos y ánimos para que seas positivo. Eso también puede hacerlo una persona íntima y de confianza. Una persona que te conozca perfectamente y usar sus argumentos a tu favor (tus gustos, hobbies y demás cosas) para animarte. Una persona que te ha visto alegre y sabe lo que te hace feliz sabrá usar eso en tu favor para cambiar tu punto de vista y eliminar la obsesión.

Por ejemplo: Si te gusta mucho viajar te dirá que tienes todavía que ir a un país, y a otro, y hacer muchas fotos para tener recuerdos, y te recordará otros viajes que hiciste, lo bien que lo pasaste.

Motivo de la obsesión: pueden ser varios. La falta de un ser querido, un fallecimiento reciente... incluso por tener demasiado tiempo libre (como expliqué en el punto I). El no hacer nada puede provocar que acabes pensando en este tema y por consiguiente, obsesionarte. Mantente entretenido incluso estando en casa.

Por ejemplo: Si estás solo en casa, haz las tareas del hogar escuchando la radio, escuchando música, viendo la televisión... Si lo que necesitas es estar sentado o descansar ponte música flojita, una película, una serie...

Nota: sólo ve al psicólogo si te vas a sentir más tranquil@ y segur@.


ENCOMENDARTE A DIOS

Es un buen consejo cuando eres religioso, crees en Dios y en la vida eterna. Para los ateos, no sirve de mucho. La muerte es algo que a todos nos llegará, de una forma u otra, por eso no es algo que nos deba preocupar. El concepto de Dios (o dioses) y la vida eterna se remonta a tiempos muy antiguos. Nadie que esté vivo puede demostrar ni lo uno ni lo otro. Ahí entra el término "FE". Muchos califican la fe como un don. Un don con el cual la gente vive tranquila sabiendo que después de esta vida terrenal pasarán a otro estado de felicidad absoluta y vida eterna. Para los ateos que crean que no hay nada más, disfrutar de la vida, o incluso pueden tener otras creencias (karma, destino...). Sea como sea, hay que disfrutar de la vida, cada uno a nuestra manera, dependiendo de nuestros hobbies, gustos, preferencias, etc.

Nota: este punto no está hecho para molestar a nadie, tengo que explicar para ambos puntos de vista: los que creen en Dios (como yo) y los que no.



CARPE DIEM

a) Es un tópico. Pero hay que tomárselo al pie de la letra. Disfruta de cada momento, con tu familia, tus amigos, con tu pareja.

b) No dejes para mañana lo que puedas hacer hoy. No es bueno abandonar asuntos pendientes.

c) Haz una lista de sueños. Con la ilusión de terminar esa lista, verás la vida desde otra perspectiva. Ve añadiendo sueños e ilusiones nuevas para que la hoja nunca quede en blanco.

d) Deja huella y no te olvidarán. Más que a la muerte a lo que puede temer mucha gente es al olvido. Escribe cartas o haz pequeños regalos a tus seres queridos para que tengan un recuerdo material sobre ti

e) Sé buena persona. También es otro tópico, pero piénsalo con detenimiento. Es mejor que te recuerden por tu buen carácter y tus buenas acciones que no por todo lo contrario. Una vez desaparecido es mejor que te elogien que no que te critiquen.
Ejemplo: ¿A quién se recuerda mejor: a Hitler o la Madre Teresa de Calcuta?



Artículo: de mi invención. María Moreno Alfaro.
Imagenes: Fotolog | tusignificadodelossuenos.blogspot.com | desdelprobadorblog.es

No hay comentarios:

Publicar un comentario